A 1.235 metros de altitud

El agua de Veri mana espontáneamente y se mantiene durante todo el año a una temperatura constante de 9 ºC.

Proviene del deshielo y de las abundantes lluvias.

El agua de Veri se filtra a través de formaciones rocosas calcáreas. En el proceso se enriquece lentamente con las sales minerales y los oligoelementos propios del subsuelo pirenaico, lejos de toda agresión urbana e industrial.

El agua de Veri fue declarada mineromedicinal

el 23 de mayo de 1969, por su pureza y su composición privilegiada. Por su bajo contenido en sodio, es un agua recomendada para dietas pobres en sodio y para la preparación de alimentos infantiles.

Manantial de VERI 1

San Martín de Veri (Huesca).

Análisis químico (mg/l): residuo seco, 203; calcio, 71,3; sodio, 0,79; magnesio, 1,9; bicarbonatos, 198; sulfatos, 15,7; cloruros, 1,9.

Manantial de VERI 5

Castejón de Sos, el Run (Huesca).

Análisis químico (mg/l): residuo seco a 180ºC, 119; calcio, 32,1; sodio, <0,5; magnesio, 9,2; bicarbonatos, 140; sulfatos, 3,3; cloruros, 0,6.